Figura de la Excitativa de Justicia y de la Excitativa de Justicia Agraria

LA EXCITATIVA DE JUSTICIA

La excitativa de justicia consiste en la orden que, a solicitud de parte, el Pleno del tribunal da a una de las salas regionales o sección de la Sala Superior para que cumpla con su obligación de emitir el proyecto de sentencia o esta misma, dentro de los términos que marca la ley.

Como se ve, no es un recurso como tal, puesto que no busca confirmar, revocar o reformar una providencia judicial; aunque sí debe tomarse en cuenta que a las personas se les confiere el derecho de instancia o derecho de acción y petición; cuando en el artículo 17 constitucional sólo se menciona que los tribunales estarán expeditos para impartir justicia en los plazos y términos legales.

La Ley Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, en su artículo 55 menciona que las partes podrán formularla “ante el Presidente del Tribunal, si el magistrado responsable no formula el proyecto respectivo dentro del plazo señalado en esta Ley.” Dicho plazo es de 45 días hábiles posteriores al cierre de la instrucción, según lo indica el numeral 49. En el caso de la sentencia definitiva, si ésta no es dictada dentro de los siguientes 60 días del cierre de la instrucción también podrá formularse dicha excitativa.

El artículo 56 dice que una vez recibida la excitativa, el presidente del tribunal informará al magistrado instructor correspondiente, para que lo rinda en un plazo de 5 días. El Presidente dará cuenta al Pleno y si éste encuentra fundada la excitativa, otorgará un plazo que no excederá de  quince días para que el magistrado formule el proyecto respectivo. Si el mismo no cumpliere con dicha  obligación, será sustituido en los términos de la Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

En el supuesto de que la excitativa se promueva por no haberse dictado sentencia, a pesar de existir el proyecto del magistrado responsable, el informe a que se refiere el párrafo anterior, se pedirá al Presidente de la Sala o Sección respectiva, para que lo rinda en el plazo de tres días, y en el caso de que el Pleno considere fundada la excitativa, concederá un plazo de diez días a la Sala o Sección para que dicte la sentencia y si ésta no lo hace, se podrá sustituir a los magistrados renuentes o cambiar de Sección.

Cuando un magistrado, en dos ocasiones hubiere sido sustituido conforme a este precepto, el Presidente del Tribunal podrá poner el hecho en conocimiento del Presidente de la República.

Ahora pues, el Reglamento Interior de los Tribunales Agrarios la maneja en sus numerales 21 a 24.

De ésta dice que “tiene por objeto que el Tribunal Superior ordene, a pedimento de parte legítima, que los magistrados cumplan con las obligaciones procesales en los plazos y términos que marca la ley, sea para dictar sentencia o formular proyecto de la misma, o para la substanciación del procedimiento del juicio agrario.”

Puede promoverse ante el tribunal unitario o al Tribunal Superior. En caso de promoverse al tribunal unitario, se presentará con escrito, remitiendo copia al Tribunal Superior. Una vez recibida, el magistrado que la recibió informará en un plazo de 24 horas al magistrado en turno para que la elabore la ponencia respectiva, misma que se presentará además al Tribunal Superior en un plazo menor de 7 días.

Si la excitativa se promueve al Tribunal Superior, el Presidente lo comunicará al magistrado del tribunal unitario respectivo, siguiendo el trámite anterior.

Realizado por: Carlos Alberto Orozco Mendoza

Estudiante de Derecho de la Universidad Panamericana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>